, ,

Confesiones sin filtro de una mamá y su relación con las finanzas

Hace unas semanas le hice una invitación a una mamá, creadora del blog Orgullosa Mommy para que escribiera sobre: ¿cómo es su vida en relación con las finanzas?. Te dejo para que leas este post sin filtro, tal cual ella lo ha escrito. 
Hola, soy Pilar del blog Orgullosa mommy. En mi blog hablo de maternidad, paternidad y familia, sin embargo gracias a la invitación de @mamafinanzas les hablaré en este post de como era mi economía antes y como es ahora. 
Yo siempre trabajé desde los 18 años e irónicamente estudiaba “administración y finanzas”, digo irónicamente porque ya verán lo terrible que era en finanzas y administrando mi dinero. 
Trabajaba como asistente de administración, pero seguía viviendo en casa de mis padres, es decir, tenía casa, comida, estudios pagados, carro, etc; con lo cual mi sueldo era para mis gastos, más que gastos para mis gustos. 
Empecé a comprarme ropa de marcas más caras que antes, y en mayores cantidades, luego salía a los sitios más exclusivos de mi ciudad, con lo cual hacía que mi sueldo se quedara pequeño. A medida que me subían el sueldo ya que iba ascendiendo, mis gastos eran mayores. Y mi lema era “es que mientras más ganas más gastas” ?
Yo recuerdo que mi papá siempre me aconsejaba (nunca le hice caso) de dividir mi sueldo en 3, uno para mis gastos, otro para AHORRAR y otro no recuerdo, quizás era para aportar en casa, que debería haberlo hecho, pero bueno yo solo gastaba y gastaba en bienes innecesarios.
Luego me mudé a España, y allí con mayor justificación “el dinero no me alcanzaba”, ya que era yo la que tenía que solventar mis gastos primarios (casa, comida, etc). Entonces llegó la SOLUCIÓN más equivocada del planeta, saqué una tarjeta de crédito, me engañe diciendo que sería sólo para comprar en el mes y hacer pago total, así no pagaría intereses, sin embargo gastaba y gastaba y hacía que a fin de mes sea imposible pagarla, entonces empecé a pagarla en cuotas mensuales. Con lo cual ya empecé a vivir no solo de lo que ganaba al mes, sino más bien empecé a vivir de las tarjetas de crédito, las pagaba para poder cubrir gastos, y así andaba mes a mes. 
No contenta con eso, me hice un crédito para un carro, porque la señorita ya estaba cansada de transporte público. Y claro otro gasto mensual innecesario. 
La verdad llegué al punto de no estar contenta con lo que hacía, sin embargo lo seguía haciendo. 
Es allí donde llegó mi salvador, mi futuro esposo, él fue como mi @mamafinanzas personal en esa época. Al comienzo de la relación él no sabía lo arruinada que estaba claro, pero ya a los meses le conté. 
Él era el hombre más organizado, igual que mi papá, nunca tarjetas de crédito, nunca préstamos, etc, y me dió mi buen sermón. Acto seguido me ayudó en la administración de mi dinero y me orientaba para tener fuerza de voluntad y dejar de gastar en cosas innecesarias. 
Recuerdo que un día llegué a su casa con una bolsa de una tienda de departamento, él me preguntó que era, y yo le confesé que eran 3 cremas que me costaron más de 300 euros. Me dijo que las devolviera ya que aún tenía deudas que pagar ?? y sí, para ese momento ya me había arrepentido de comprarlas.
Y así poco a poco fue como fuí saliendo de esa bancarrota, trabajé hasta 2 días de dar a luz a mi nena de 2 años y ya teníamos cuantas mancomunadas, y yo ya era más responsable en los gastos.
Hoy en día no trabajo, pero seguimos teniendo cuentas mancomunadas, y creo que es porque mi esposo ya sabe que por fin he aprendido a manejar mis finanzas, quizás si seguiría irresponsable, él sería el que controlaría el dinero de la casa y a mi me daría como propinas para mis gastos jeje, pero afortunadamente tenemos una cuenta bancaria a nombre de los 2 y yo ya no soy la irresponsable de gastar y gastar sin medida. Ahora pienso en que tenemos una familia, en que tenemos que preocuparnos por el futuro, en que si caemos en enfermedad (Dios no lo quiera) tenemos dinero para cubrir esos gastos, etc.
Así que lección aprendida “uno no debe vivir de tarjetas de crédito y debe saber administrar su dinero sin caer en compras innecesarias”.
Esta historia me ha encantado. Me parece una inspiración para todas aquellas que crean que están viviendo un infierno en las finanzas, sepan que siempre hay solución. TODO SE PUEDE EN ESTA VIDA.
Si estás interesada en que tu confesión aparezca en este blog, manda tu confesión junto con tu foto o tu logo a hola@finanzasparamama.com y yo te responderé.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *